¡Oferta! Epigramas Ver más grande

Epigramas

AKAL

Nuevo producto

Se diría que los romanos necesitaban los ojos de un pintor para contemplar su verdadero rostro, su ser más auténtico, y ese pintor fue Marco Valerio Marcial, autor de los Epigramas.

Más

Epigramas

Epigramas

Se diría que los romanos necesitaban los ojos de un pintor para contemplar su verdadero rostro, su ser más auténtico, y ese pintor fue Marco Valerio Marcial, autor de los Epigramas.

Enviando, espera por favor...

¡Tu pregunta ha sido enviada! Te contestaremos tan pronto como sea posible.

¡Lo siento! Ha ocurrido un error enviando tu pregunta.

22,84 €

-5%

24,04 €

Ficha técnica

Autor/a Marco Valerio Marcial
Traducción Alberto Marina Castillo y Rosario Moreno Soldevila
Descripción física 11 x 17 cm, 656 p.
Año edición Madrid, 2019
ISBN 978-84-460-4700-1
Colección Akal Clásica, 92
Editorial Akal

Más

Los aproximadamente 1560 que este autor nos ha legado abarcan todas las facetas de la vida humana y nos permiten acercarnos a la vida cotidiana y la sensibilidad de los romanos desde los más variados tonos y puntos de vista, desde el ataque satírico y mordaz contra vicios y defectos hasta el homenaje (sentido o forzado) al amigo poderoso o al emperador de turno, sin olvidar el llanto por la muerte y la invitación a la vida. Sin perder la frescura y el atractivo que gozaron en el momento de su composición, esta obra de primer orden sigue ofreciendo una lectura amena y atractiva al lector contemporáneo.

Marco Valerio Marcial (40-104), fue un poeta latino de origen hispanorromano, nacido en Bilbilis (Calatayud). Alrededor del año 64 d.C. marchó a Roma para terminar sus estudios jurídicos con la protección de Séneca, pero la caída en desgracia de éste le dejaron desamparado y su pobreza le obligó a sobrevivir de forma bohemia e itinerante como cliente de diversos patronos. Se ganó sin embargo la amistad de los mayores escritores de ese tiempo (Plinio el Joven, Silio Itálico, Juvenal y Marco Fabio Quintiliano). Poco a poco favorecido por los emperadores Tito y Domiciano, a quienes dedicó interesados elogios, estos le nombraron miembro del orden ecuestre y ganó diversos honores. Sin embargo, sus sucesores Nerva y Trajano se olvidaron de él y hubo de retornar a Bilbilis el año 98 d.C. para pasar su vejez y morir.

Reseñas

Escribe tu opinión

Epigramas

Epigramas

Se diría que los romanos necesitaban los ojos de un pintor para contemplar su verdadero rostro, su ser más auténtico, y ese pintor fue Marco Valerio Marcial, autor de los Epigramas.

Productos Relacionados