Rojo y negro

978-84-344-6585-5

Usado

Explica la crisis de la época actual a partir de redescubrir todas las verdades del pasado; enseña que es preciso alejar la reflexión histórica de la estricta y cerrada ideología

Más

1 Ejemplar

Advertencia: ¡Últimos ejemplares en inventario!

Rojo y negro

Rojo y negro

Explica la crisis de la época actual a partir de redescubrir todas las verdades del pasado; enseña que es preciso alejar la reflexión histórica de la estricta y cerrada ideología

Enviando, espera por favor...

¡Tu pregunta ha sido enviada! Te contestaremos tan pronto como sea posible.

¡Lo siento! Ha ocurrido un error enviando tu pregunta.

4,00 € con IVA

Ficha técnica

Autor/a Renzo de Felice
Prólogo Nota liminar de Óscar Costa y Jordi Casassas
Traducción Traducción de Juana Bignozzi
Descripción física 13 x 21 cm, 142 p.
Año edición Barcelona, 1ª ed., 1996
ISBN 978-84-344-6585-5
Colección Ariel Historia
Editorial Ariel

Más

En su obra Rojo y negro, consideraba que la “vulgata” antifascista estaba política e intelectualmente muerta. Objeto preferido de sus críticas fue el “mito” de la Resistencia, un mito que “no suscita otros efectos que no sean el aburrimiento y el desinterés, o bien el deseo de oir otras voces”. Y es que, tras la caída del muro de Berlín y el derrumbe de la Unión Soviética, se habían destruido muchas certezas. Era el momento de plantear históricamente el problema de la “legitimación popular” de la Resistencia. A su juicio, tanto ésta como la República Social Italiana fueron fenómenos minoritarios. Además, el antifascismo no podía constituir el único elemento discriminador para comprender el significado histórico de la Resistencia. El antifascismo no podía reemplazar a la “patente democrática”; pero la “vulgata” antifascista había sido construida “por razones ideológicas”, es decir, para “legitimar la nueva democracia con el antifascismo”, para “legitimar la izquierda comunista con la democracia”. Según sus cálculos, el número de militantes activos en la Resistencia fue de unos treinta mil. El movimiento partisano se hizo multitudinario del final de la guerra, “cuando bastaba con lucir un pañuelo rojo al cuello para sentirse combatiente y desfilar con los vencedores”. El deseo dominante en la mayoría de la población italiana fue la paz. No predominó el “rojo” o el “negro”, sino “una gran zona gris”. Por otra parte, el objetivo último de los comunistas siguió siendo “la dictadura del proletariado”. Por ello, De Felice daba relieve a la figura de Alfredo Pizzoni, dirigente de la Resistencia, pero anticomunista, al que consideraba un auténtico “patriota”. Con respecto a los fascistas, De Felice opinaba que la entrada de Italia al lado de Alemania en la Guerra Mundial supuso “una imparable fuerza de deslegitimación”; y la vergonzosa derrota “deshizo la idea de nación como valor unificador de los todos los italianos”.

Extraido de: "Renzo de Felice. Una semblanza intelectual" de Pedro Carlos González Cuevas.

http://www.revistalarazonhistorica.com/6-10/

Reseñas

Escribe tu opinión

Rojo y negro

Rojo y negro

Explica la crisis de la época actual a partir de redescubrir todas las verdades del pasado; enseña que es preciso alejar la reflexión histórica de la estricta y cerrada ideología