¡Lo más vendido!

Novedades

Promociones especiales

Obras de  José María Rodríguez Tous

JMRT —dice él— «se nació» de madrugada a los ocho meses, empero salvo este acto heroico y presuroso nunca más tuvo prisa por nada. Parece que tiene una formación muy variopinta —o multidisciplinar como se dice ahora—. Como «sucio, desaliñado y vago» era definido por sus profesoras en la escuela cuando apenas contaba con ocho años, y de una «imaginación excelente».

JMRT —dice él— «se nació» de madrugada a los ocho meses, empero salvo este acto heroico y presuroso nunca más tuvo prisa por nada. Parece que tiene una formación muy variopinta —o multidisciplinar como se dice ahora—. Como «sucio, desaliñado y vago» era definido por sus profesoras en la escuela cuando apenas contaba con ocho años, y de una «imaginación excelente».


Tataranieto de buzo en el río Guadalquivir, sobrino nieto de artista bohemio de la Barcelona de los años veinte y ancestro de beato oficial que a poco han de hacer santo en cuanto diligencien los milagros, cursa sus estudios atiborrado de suspensos en colegios religiosos de pago que le transmiten una formación tea, rozando la santidad, que con el tiempo se convierte en atea, antitea y de las de «allá con su pan se lo coman», que hoy es su fe de vida. De ambos colegios fue expulsado por inaguantable, aunque el sentimiento fuera mutuo. 


Titiritero todoterreno y protésico dental ocasional y frustrado, se academiza con la licenciatura de Geografía e Historia y un doctorado todavía con la tesis non nata, a pesar de descubrir una vez más el Nuevo Mundo o haber hecho las Américas y conocer el continente de las intuiciones —donde creció y paso a ser de la comunidad de los indignados de este planeta—. Miembro, y todavía presidente, de la Escuela Libre de Historiadores —o pirados, según se mire— desde que ésta empezó a rodar la calle. 


Colaborador del Diario de…, del que nunca vio un duro por sus letras; músico eruptante metido a viñetista; cuentista a ratos cuando se enamora y el tiempo le deja reposar panzarriba a la sombra de una palmera; historiador andante —que no quijotesco—; sindicaloide libertario y burgués; profesor de parados y paradas… se embarca en el mundo editorial con esta cooperativa que edita, donde trabaja autoexplotado como editor o «hacedor de libros», como suele definirse. 

Más
Mostrando 1 - 1 de 1 item
Mostrando 1 - 1 de 1 item